Image Image Image Image
Experiencia

Contamos con más de 19 años de experiencia en el sector veterinario

Profesionalidad

Nuestro equipo está formado por personal altamente cualificado y con amplia experiencia

Referencia

Somos especialistas en traumatología y cirugía ortopédica

Calidad

Los excelentes resultados de nuestros servicios nos avalan

Blog casos clínicos - Julio 2013

El caso de Leo: fractura múltiple de codo

Leo es un inquieto y juguetón pastor belga al que le encanta demostrar su cariño a las personas y dar largos paseos por las playas de las Rías Baixas. Su aspecto ágil y su buen comportamiento e inteligencia, hicieron que sus dueños se animasen a practicar ‘agility’ con él desde una edad temprana.  Sin embargo, una desafortunada caída mientras se ejercitaba le provocó una dolorosa fractura múltiple de su codo izquierdo. La operación y recuperación de una fractura de codo siempre es complicada, pues implica una precisión elevada en la cirugía, seguida de una ejercitación suave y continua en el post-operatorio. Además, al tratarse de una fractura múltiple de codo en un animal de peso y activo, estas complicaciones son todavía más arriesgadas y los cuidados más extremos, por lo que el equipo de Fauna se encargó de que hasta el más mínimo detalle estuviera bien planificado. Durante su estancia en la clínica, Leo se dejó querer, dando muestras de entusiasmo y alegría cuando estaba con... leer más

El caso de Nala: fractura extremidades posteriores

Dicen que los gatos tienen siete vidas, pero solo hay unos pocos afortunados que pueden llegar hasta la séptima demostrando que las han vivido con entusiasmo y con mucha, muchísima adrenalina. Fauna es un centro de referencia en cirugía de pequeños animales, por eso son muchos los casos de ‘gatos voladores’ que han pasado por nuestras manos. Algunos, todo hay que decirlo, con más suerte que otros. Aquí os mostramos el caso de una gata joven de la raza ‘Bosque de Noruega’ con mucha suerte. Después de precipitarse desde una altura superior a un cuarto piso, Nala llegó remitida a nuestro servicio de traumatología con las dos extremidades posteriores fracturadas. Como se puede apreciar en las radiografías siguientes, sus dos minúsculos fémures se habían roto completamente, pero, por suerte, la exploración física no revelaba ningún otro síntoma provocado por su caída.  La intervención de Nala se llevó a cabo al día siguiente a su llegada, realizando un procedimiento distinto en cada una... leer más