Image Image Image Image
Experiencia

Contamos con más de 19 años de experiencia en el sector veterinario

Profesionalidad

Nuestro equipo está formado por personal altamente cualificado y con amplia experiencia

Referencia

Somos especialistas en traumatología y cirugía ortopédica

Calidad

Los excelentes resultados de nuestros servicios nos avalan

El caso de Dandy: hernia lumbar y hernia cervical

Os presentamos el caso de Dandy, un bulldog francés de cuatro años que llega remitido a nuestra clínica con un cuadro agudo de paresia (parálisis parcial) y dolor en las extremidades posteriores, siendo la parte izquierda la más afectada.

Tras una primera exploración por parte del equipo de Fauna se decide realizar un TAC, cuyos resultados confirman que existe una hernia discal en la T13-L1  y otra hernia en L7-S1. Como la primera hernia es la más grave y la que está provocando la paresia, se decide intervenir quirúrgicamente.

La hernia discal-lumbar se resuelve sin complicaciones y la evolución de Dandy tras la cirugía progresa adecuadamente. Es capaz de mantenerse en pie e incluso consigue desplazarse con bastante soltura. Además, hay buena sensibilidad y responde bien a los estímulos. En las siguientes revisiones se continúa apreciando mucha mejoría, por lo que se decide reducir la dosis de medicamentos e incrementar progresivamente la actividad física, procurando evitar saltos y escaleras.

Sin embargo, tres meses después de la cirugía, Dandy vuelve a la clínica con molestias y rigidez compatibles con una lumbalgia. Tras la exploración  en la que se aprecia dolor cervical, el equipo de Fauna decide remitirlo de nuevo para realizar otro TAC. Los resultados confirman que se trata de una nueva hernia, pero esta vez cervical (C-4 y C-5).

Se decide intervenir al perro para descomprimir esa zona. Como en la operación anterior, se consigue resolver sin complicaciones, pero con más de esfuerzo que en la cirugía anterior, ya que la ubicación de esta hernia es de difícil acceso.

La evolución de Dandy en esta ocasión no fue tan rápida como en la primera intervención, ya que no intentaba levantarse y estaba muy parado. Se decide darle el alta hospitalaria y vigilarle para ver como evoluciona en un ambiente más relajado. Tras unos días en su hogar, sus propietarios confirmaron a Fauna que este campeón se había puesto en pie y había comenzado a caminar. ¡Una gran noticia!

Este pequeño bulldog francés ha conseguido recuperarse totalmente de dos hernias y actualmente sigue disfrutando junto a sus dueños de largos paseos y de una vida feliz.