Image Image Image Image
Experiencia

Contamos con más de 19 años de experiencia en el sector veterinario

Profesionalidad

Nuestro equipo está formado por personal altamente cualificado y con amplia experiencia

Referencia

Somos especialistas en traumatología y cirugía ortopédica

Calidad

Los excelentes resultados de nuestros servicios nos avalan

El caso de Voyou: fractura abierta de tibia

En esta ocasión os presentamos el caso clínico de Voyou, un caniche blanco de 10 años residente en Francia, concretamente en Toulouse, pero que suele venir todos los años de vacaciones a Pontecaldelas, ya que sus dueños son de esta localidad.Con un carácter afable tanto hacia las personas como hacia otros perros, Voyou tuvo la mala suerte de ser atacado en su casa por un perro de raza grande justo el primer día de vacaciones. 

El ataque fue de tal magnitud que las mordeduras  le provocaron  numerosas heridas y cortes, una hernia traumática abdominal y lo más grave de todo, una fractura abierta de la tibia con pérdida de importantes porciones de hueso. De hecho, una de estas porciones salió disparada y fue recogida del suelo por los propietarios con la intención de recuperarla para la cicatrización. 

 

 

Este caniche fue atendido de urgencia por el equipo de Fauna, quien tras una exploración física y ortopédica decidió operar cuanto antes al animal para estabilizar la fractura y dar tratamiento tópico a las heridas. Para ello se le colocó un fijador externo Meynard tipo III con agujas de rosca periférica, como se observa en las radiografías. 

 

 

Casi un mes después de la primera operación, tras una buena cicatrización de los tejidos blandos próximos al foco de la fractura, y tras reforzar la estabilidad de la fijación externa añadiendo nuevas agujas, se le aplicó ‘Truscient’, una proteína morfogenética humana, que actúa como regenerador de huesos en aquellas zonas en las que existe pérdida de sustancia ósea. 

 

 

Voyou volvió para Francia con los fijadores puestos. Un traumatólogo francés continuaría con el seguimiento de su caso hasta conseguir la cicatrización y la retirada de los implantes. Un mes después, nos enviaron dos radiografías en las que se puede apreciar cómo el defecto de hueso de la tibia se va cerrando y sustituyendo por hueso nuevo. En la primera imagen se ve una sombra de hueso que en la segunda ya está calcificada a través de un buen puente de hueso.

Afortunadamente,  a día de hoy Voyou está totalmente recuperado y vuelve a disfrutar junto a sus dueños de la vitalidad y alegría de siempre.