Image Image Image Image
Experiencia

Contamos con más de 19 años de experiencia en el sector veterinario

Profesionalidad

Nuestro equipo está formado por personal altamente cualificado y con amplia experiencia

Referencia

Somos especialistas en traumatología y cirugía ortopédica

Calidad

Los excelentes resultados de nuestros servicios nos avalan

Mi perro teme a las tormentas, ¿cómo le ayudo?

Mi perro teme a las tormentas, ¿cómo le ayudo?

Los días de tormenta muchos perros pasan un calvario en sus casas y los propietarios conocen bien la angustia que se siente al verles sufrir tanto.

¿Por qué les ocurre?

 

Uno de cada tres perros sufre momentos de estrés muy agudos cada vez que en su entorno descarga un chaparrón en forma de tormenta.

Los niveles de estrés se disparan durante la tormenta y el perro se esconde en algún rincón de la casa, oculta el rabo y muchas veces empieza a temblar de forma exagerada. Este miedo es un rasgo evolutivo que le empuja a buscar refugio. Esta característica, ha permitido a la especie canina, a lo largo de siglos de evolución, escapar de muchos peligros como derrumbamientos de árboles o la caída de un rayo. A pesar de su domesticación y de que hoy esos peligros son mucho menos probables, este rasgo de momento se mantiene en un tercio de los canes.

Además, la extraordinaria capacidad auditiva del perro es, en buena parte, responsable de estos episodios de pánico, puesto que perciben con mucha más intensidad el ruido de la tormenta, al ser capaces ellos de diferenciar sonidos de hasta 60.000 hz, frente a los 20.000 hz que detectamos los humanos. De ahí que algo que no es excesivamente molesto para el ser humano sí lo sea, y mucho, para los perros.

Algunas pautas ayudan al perro a superar su temor a las tormentas, entre ellas, prevenir la ansiedad antes de que se sienta, encender la radio y protegerle del agua. Así se explica a continuación.

 

 

¿Qué les ocurre en ese momento?

El tremendo ruido de los trenos, actúa como un estresante del sistema nervioso de los perros, segregando una mayor cantidad de adrenalina y cortisol, lo que acelera su ritmo cardíaco, su respiración y desencadena el proceso de pánico

 

 

¿Cómo le podemos ayudar?

 

  1. Lo primero que debemos hacer es prevenir la ansiedad. Si sabemos que está a punto de descargar una tormenta, podemos tratar de iniciar una experiencia positiva para él en forma de juegos o caricias.

  2. Poner la radio o la TV. El ruido de fondo de estos aparatos puede ser un aliado a la hora de distraer al perro de lo que está sucediendo fuera. También podemos ponerle música, a         ser posible relajante.

  3. Si nos pilla fuera de casa, procurar un refugio rápido será lo mejor. O bien llegar a casa o buscar otro sitio con techo en el que el perro se sienta protegido puede ser una buena           opción.

  4. Feromonas antiestrés: existen productos de venta en clínicas veterinarias que simulan feromonas naturales de calma y relajación, que en estas situaciones nos pueden ser muy             útiles.

 

  5. Alimentación específica: si ya sabemos que vienen unos días de temporal, exisen piensos veterinarios específicos para ayudar a generar una sensaicón de calma y tranquilidad en         el perro. Podremos darle este alimento durante esos días y notaremos que nos ayuda.

  6. Si todo esto no es suficiente, siempre queda la opción de la consulta profesional. Los veterinarios especialistas en etología canina nos pueden ayudar y mucho a conseguir que             estos episodios disminuyan mucho su frecuencia e intensidad.